Beneficios de los frutos secos

Los frutos secos poseen gran cantidad de ácidos grasos saludables, fibra y diferentes vitaminas y minerales que los convierte en un alimento cardioprotector.

Son una excelente opción de colación saludable o puedes incluirlos en ensaladas y postres para darle una textura crujiente a tu preparación.

Los frutos secos son semillas que contienen bajo contenido de agua y alto contenido de grasas “saludables”, poseen diversas propiedades que nos aportan extraordinarios beneficios para nuestra salud.

Dentro de ellos encontramos almendras, nueces, maní, pistachos, avellanas, etc.

A pesar de su elevado aporte calórico, es un super alimento con múltiples nutrientes protectores de la salud

Nutrientes de los frutos secos

Su aporte energético principal está dado por la gran cantidad de grasas saludables mono y poliinsaturadas que contiene, destacando el ácido linoleico -omega 6- y el ácido linolénico – omega 3- los cuales son esenciales para nuestro organismo. Así los frutos secos cumplen una función cardioprotectora, previniendo de enfermedades cardiovasculares.

Dentro de los micronutrientes que contienen los frutos secos encontramos diversas vitaminas y minerales, como vitaminas B1, B2, ácido fólico y vitamina E, que es un poderoso antioxidante natural, además posee minerales como el magnesio, fósforo, calcio, hierro, zinc y selenio, que ayudan en la salud de nuestro huesos, músculos, piel y uñas.

Otro nutriente importante que podemos encontrar en los frutos secos, es la gran cantidad de fibra que posee, la cual cumple un rol fundamental en la regulación del transito intestinal, en el control del apetito y en la protección cardiovascular.

Estudios que respaldan sus beneficios

Estudios recientes han demostrado el efecto del consumo de frutos secos como parte de una dieta habitual con el fin de prevenir diversas enfermedades.

Según los resultados obtenidos del estudio Predimed, en el cual se evalúa los efectos de la dieta mediterránea en España, se observó que el consumo de frutos secos, dentro de una alimentación saludable, ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares, ya que reduce los niveles de colesterol LDL “colesterol malo” en sangre, aumenta el colesterol HDL “colesterol bueno”, posee propiedades antioxidantes y saciantes, por lo que previene la obesidad y protege frente al desarrollo de arteriosclerosis.

En estudios realizados tanto en España como en EEUU se observó que el consumo de frutos secos no se relaciona con el aumento de peso corporal, y al contrario se encontró evidenció que aquellos individuos que habitualmente consumen frutos secos, en general son más delgados que aquellos que no los consumen, presentan un menor Índice de Masa Corporal, lo cual se relaciona con mejor estado de salud.

En el Estudio Prospectivo Europeo sobre Cáncer y Nutrición se relacionó un consumo habitual de frutos secos con una menor incidencia de cáncer de colon. También existe evidencia científica que afirma que el consumo frecuente de frutos secos se asocia con un menor riesgo de padecer diabetes mellitus tipo 2, lo que podría deberse a su actividad antiinflamatoria.

Qué pasa en Chile ?

En Chile tanto el INTA como Chilenut, han declarado que el consumo de frutos secos es un factor protector para evitar padecer enfermedades cardiovasculares, debido a su composición basada en ácidos grasos saludables, además sugieren que consumir 4 o 5 nueces diarias incrementa la vasodilatación, reduce el colesterol total y el LDL, además disminuye hasta un 50% el riesgo de eventos cardiovasculares.

Recomendamos el consumo habitual de frutos secos como parte de una alimentación saludable, en reemplazo de otras fuentes de grasas, sobretodo saturadas, incorporando así, grasas de buena calidad a nuestra alimentación, además de diversos nutrientes con múltiples beneficios para nuestra salud y que nos protegen de enfermedades.

Cómo y cuándo consumirlos

Es importante tener en cuenta que todos los beneficios que nos aportan los frutos secos, son efectivos cuando estos son consumidos de la forma correcta, por lo que hay que evitar aquellos que son caramelizados o salados, prefiriendo siempre su consumo lo más natural posible.

Los frutos secos son una excelente opción de colación saludable, los cuales puedes consumirlos solo, surtidos o acompañarlos de un yogurt descremado si lo deseas.

También los puedes incorporar a ensaladas o postres, enteros, laminados o triturados, añadiéndoles una textura crujiente a tu preparación.

2018-05-18T02:55:22+00:00